lámparas turcas online

Cómo lavar tu kilim

Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Para que contribuyan a alumbrar espacios únicos y personalizados, tanto las lámparas turcas online como los kilims han de estar en perfecto estado de revista. En el caso de los kilims, ya sabes que sus colores son delicados. ¿Cómo limpiarlos? Vemos algunas pautas a continuación.

El primer consejo para lavarlos en casa es no usar bajo ningún concepto agua caliente ni productos abrasivos. Si lo único que tenemos que enfrentar es una mancha localizada, es básico actuar con rapidez para que esta no penetre en las fibras del kilim. Si se trata de un líquido y logras secarlo antes de que se impregne en el tejido, tendrás muchas más posibilidades de quitar la mancha. Date cuenta de que los de Kilim-Age son productos artesanales y que, como tales, son sensibles a la mayoría de productos químicos que usamos habitualmente para la limpieza de las alfombras. Por ejemplo, nos sirve un detergente neutro o un poco de vinagre. Volviendo a la mancha líquida, echaremos mano de papel absorbente. Después usaremos un paño mojado en agua tibia, siempre por debajo de de 30º C, y frotaremos con suavidad hasta humedecer por completo la zona. Después habrá que colgar el kilim en un sitio aireado para que se seque y no aparezca olor a humedad. Es importante frotar desde los extremos de la mancha hacia el centro para que no se extienda. Es fundamental usar poca agua, mantener el kilim lo más seco posible.

Si la mancha es más rebelde o ya tiene cierto tiempo podemos usar polvos para limpieza en seco. Eso sí, antes de nada lee con atención las instrucciones del fabricante. Si no estás seguro, prueba el producto en una parte poco visible del kilim para comprobar que no afecta a su color original. Recuerda que los jabones de limpieza en seco se retiran con una aspiradora. De todos modos, el mantenimiento de un kilim es muy sencillo teniendo en cuenta que son planos y apenas se deposita suciedad en su superficie. Para que no se decolore más por un lado que por otro por efecto de la luz del sol, podemos girar el kilim de vez en cuando.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *