Historia de la alfombra Patchwork

Si además de interés en comprar kilim online lo tienes en adquirir otro tipo de productos de decoración original, estás en el lugar indicado. En este post hablamos de las alfombras de patchwork.

La palabra patchwork viene del inglés “patch” (parche) y “work” (trabajo). Conocido también como “pieced work”, se trata de la unión de muchas piezas diferentes, alternando incluso colores y tejidos. Literalmente significa trabajo con parches o remiendos. Esta técnica textil permite confeccionar piezas uniendo fragmentos de telas de diferentes tipos y colores. Dicho de otro modo, es una forma de costura que consiste en coser o ensamblar distintas trozos de tela formando otra tela o un diseño más grande.

La técnica del patchwork es la más utilizada para hacer colchas o edredones pero en el catálogo de Kilim-Age verás que también tiene aplicación para las alfombras. No en vano, las alfombras de patchwork se han convertido en una de las tendencias más apreciadas y populares de los últimos tiempos en el campo de la decoración de interiores.

El patchwork también puede ser utilizado para hacer bolsos, chaquetas, fundas de cojines, faldas, chalecos y demás prendas de ropa. En sus orígenes, consistía en la unión de restos de material textil para formar una sola pieza y confeccionar artículos útiles. También se empleaba para remendar, aplicando un trozo de tela o parche, para paliar el desgaste de los tejidos. Al final el parche fue adquiriendo un valor ornamental y dejándose ver en cojines, mantas, confecciones y alfombras como parte de la decoración.

Las técnicas textiles del patchwork, el acolchado y las aplicaciones se desarrollaron durante varios siglos en el Norte de África, Turkestán, Persia, Siria, la India y China. Hasta el siglo XI no comenzaron a trabajarse en Europa con fines decorativos.

A las alfombras patchwork a veces se les llama ”vieja”. Pueden consistir en colores brillantes y variados. La fabricación de estos productos puede variar mucho. Las alfombras patchwork pueden estar compuestas de diferentes partes cosidas entre sí, tejidas pieza por pieza o simplemente hechas a mano a la manera de las alfombras de lana. En todos los casos, son perfectas para todo tipo de habitaciones para dar un estilo de decoración limpio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *